medalla y mandil. La Gran Logia de Francia en España

Año 2017 - XXIII Aniversario de El Centro de la Unión Escocesa

Poco podía imaginarse el Reverendo James Anderson, cuando en 1723 redactó las Constituciones de la francmasonería moderna o especulativa, que casi tres siglos después la Masonería se extendería por todo el planeta y los masones se contarían por varios millones.

La coincidencia en el tiempo de la expansión del pensamiento ilustrado y la aparición de la masonería especulativa, utilizando ambos como elementos esenciales el librepensamiento y el análisis racional de la realidad, ha sido esencial para ese crecimiento.

Desde hace más de 20 años, El Centro de la Unión Escocesa reúne en Barcelona a sus hermanos francmasones y forma parte de la vida masónica de la ciudad.

Este camino se inició el 24 de septiembre de 1994, cuando en tenida extraordinaria de levantamiento de columnas en Barcelona, ingresamos en la Gran Logia de Francia, una de las obediencias más liberales y más respetadas en el mundo masónico, aprovechando su apertura a logias situadas fuera del territorio francés.

Mediante la práctica del Rito Escocés Antiguo y Aceptado vivimos el camino iniciático y de crecimiento personal en un equilibrio entre el trabajo simbólico y filosófico. Un trabajo que persigue el perfeccionamiento intelectual y moral del individuo, que busca en libertad un sentido trascendente. Un trabajo individual realzado por la fraternidad con el grupo, la motivación y el apoyo mutuo, y el respeto hacia el otro.