La Masonería o Francmasonería universal y sus principios

Imprimir

La Masonería o Francmasonería es una orden iniciática tradicional y universal

La Francmasonería es una orden iniciática tradicional y universal basada en la fraternidad. Constituye una alianza de hombres libres y de buenas costumbres, sin distinción de razas, nacionalidades o religiones. La Francmasonería tiene como fin el perfeccionamiento moral de la humanidad. A tal efecto, los masones concentran sus esfuerzos en la mejora constante de la condición humana tanto en el plano espiritual como en el plano del bienestar material. Los francmasones se reconocen entre ellos como Hermanos y se deben ayuda y asistencia mutua. Respetan las ideas de los demás y su libre expresión. No reconocen límites en la búsqueda constante de la verdad y la justicia. Estudian la conciliación entre posturas contrarias y buscan la unión de los hombres, respetando opiniones y posturas ideológicas. Los francmasones deben respetar las leyes y las autoridades legítimas del país en el que vivan y han de ser ciudadanos preclaros y disciplinados, ajustando su existencia a los imperativos de su conciencia. Los masones se asocian entre ellos para constituir colectivos autónomos que se denominan “Logias”. De esta forma, se mantiene el carácter universal de la Orden Masónica, respetando la personalidad de cada uno y su libertad individual con el fin de que reine entre los francmasones el amor, la armonía y la concordia.

Política y religión

La GLDF no toma partido en materia religiosa, pero se impone el respeto pleno de las convicciones de los Hermanos y si bien, en el transcurso de sus trabajos en la Logia, sus miembros buscan la Verdad, la GLDF no pretende tenerla. No enseña ningún dogma, solo posee un método para despertar la conciencia.

 

Felicitación

Imprimir